REDECO

Decosur: un vehículo a la soberanía energética

La empresa dedicada al almacenamiento y distribución de combustibles fue otra de las beneficiarias de REDECO, el programa generado desde el Ministerio de Desarrollo Productivo que constituyó la política pública más grande en la historia argentina dirigida al sector.

(ANSOL).-La empresa recuperada Decosur Ltda., dedicada al almacenamiento y distribución de combustibles, amplía sus plantas y reconstruye esa vieja empresa que quebró en 2001 y hoy da trabajo a varias decenas de asociados, a partir del financiamiento de 16 millones de pesos recibido por parte del Programa de Reactivación y Desarrollo Productivo Cooperativo (REDECO).

Decosur cuenta con dos plantas vecinas situadas en el puerto de Dock Sud, cuya capacidad de almacenamiento es de 39.000 m3 distribuidos en 42 tanques que abastecen a ENARSA, PETROBRAS, YPF y otros grandes clientes; mientras que en uno se cargan camiones para CAMMESA, en el otro se hacen bombeos a la central eléctrica y se reciben barcos.

En diálogo con Ansol, José Sancha, presidente de la cooperativa, habló sobre los inicios: “La cooperativa se formó el año 2003 luego de la quiebra de la sociedad anónima creada por Victorio De Bernardi. Desde ese entonces, la cooperativa se esmeró en llevar adelante una mejora continua en sus procesos y en las instalaciones, de manera que en la actualidad se satisfacen los requerimientos más exigentes en calidad y seguridad de operaciones. Tenemos múltiples certificaciones y habilitaciones para funcionar, que nos costaron mucho trabajo y dinero: de la Secretaría de Energía, Prefectura Naval, Aduanas, Ministerio de Ambiente, Residuos, etc”.

El proyecto que promovió Decosur, que hoy cuenta con 24 asociados, fue la instalación de una red de incendios. Al respecto, Sancha destacó que “dada la actividad de la cooperativa resulta imprescindible para la habilitación por parte de Secretaría de Energía”.

La mayoría del personal que hoy integra la cooperativa perteneció a la firma Victorio De Bernardi S.A. volcando esa valorable experiencia a la nueva empresa. Tal como lo describe Sancha, “la mayor fortaleza de nuestra organización radica en el compromiso adquirido a partir de la recuperación de la empresa bajo la gestión cooperativa aplicando responsabilidad, creatividad, vocación de servicio y participación de todos los asociados”.

Los proyectos a futuro, dice, tienen que ver con el aumento de la capacidad de almacenamiento (nuevos tanques) y la automatización de procesos, “pero para esto se requiere quizá cambiar tecnología, alquilar plantas vecinas, son inversiones importantes, de varios millones de dólares”.

El financiamiento de REDECO.

Desde que se lanzó este programa el año pasado, el INAES recibió más de 80 proyectos de entre 1 y 40 millones de pesos de empresas recuperadas de todo el país, para sectores y rubros tan diversos como textil, industria del calzado, metalmecánica, gráfica, editorial, servicios de comunicación, papeleras, vidrio, plástico, energía, minería, alimentación, reciclado y agricultura familiar.

Más de 60 proyectos recibieron la aprobación. Debido a la enorme demanda de financiación, por intermedio de la resolución 171/2022 del Ministerio de Desarrollo Productivo se amplió a 1.200 millones de pesos la ayuda económica para que las entidades beneficiadas puedan reactivar o desarrollar sus actividades productivas.

Hits: 0

¿Te gustó este artículo?

Share on facebook
Compartla en Facebook
Share on twitter
Compartla en Twitter