Luchar, crear poder popular

(Resumen de la noticia de la edición impresa)

Los cordones industriales fueron una experiencia de control de la producción y distribución por parte de los trabajadores, durante el último año de gobierno chileno de Salvador Allende, por 1975. Ante un gobierno que contaba con la aprobación de los sectores populares, los cordones mostraron un camino autónomo al Estado en la construcción de una nueva sociedad en mano de los trabajadores.

Una tarea sin precedentes en el país que puso en jaque a los empresarios y las Fuerzas Armadas, que mostraban que producir sin patrón era posible. Solo el golpe dictatorial de Augusto Pinochet pudo parar, con fusiles genocidas, esta gran experiencia de la clase obrera.