Mujeres y economía popular y solidaria en la Amazonía ecuatoriana

*Por Alba Aguinaga (Universidad Regional Amazónica IKIAM) y Felipe Rosero (ingeniero agrónomo)

La Economía Popular y Solidaria en la Amazonía tiene su propia particularidad, debido a la biodiversidad y la presencia de la selva ecuatoriana.  Las mujeres son actores claves de la EPS a nivel social, económico, político, cultural y ecológico porque logran sostener el circuito desde la recuperación de la semilla y la producción hasta la distribución.

En los ’90 la Economía Popular y Solidaria (EPS)en el Ecuador vivió momentos de crecimiento social y político y una feminización de sus experiencias, como una respuesta de resistencia al modelo neoliberal. En la Constitución de 1998 se manifestó la expansión y la década de resistencia de la EPS, con la aprobación de la normativa para la descentralización de los gobiernos locales. También se logró su institucionalización gubernamental por medio de asambleas locales y presupuestos participativos definidos entre autoridades, organizaciones pequeñas, medianas, rurales y urbanas, que eran parte del creciente Movimiento de la Economía Social y Solidaria del Ecuador (MESSE).

La (EPS) logra mantenerse en la medida en que las comunidades resisten a la colonización. Además, se afirmaa partir del cuidado de la producción nativa en la chakra y del papel de reproducción de la vida que cumplen las mujeres, así como en el cuidado de las semillas.En 2008, con la aprobación de la nueva Constitución, se reedita y amplía la experiencia de 1998 con alcance nacional institucional y social, y en el año 2011 se aprueba la Ley Orgánica de Economía Popular y Solidaria (LOEPS).

 

La EPS ysu relación con las mujeres en la Amazonía ecuatoriana

Las características más importantes de las organizaciones de la EPS Amazónica en relación con la problemática de género son:

1. Las chakras indígenas y fincas con productos de temporada y permanentes promueven procesos de EPS. Las mujeres son las que mayoritariamente las sostienen.

2. La feminización en casi todas las actividades de la ruralidad amazónica es una realidad, similar a lo que ocurre en el resto del país. Los niveles de empobrecimiento y de violencia de género en la Amazonía son altos –con mayor fuerza en las zonas rurales. Según el Ministerio del Interior, hubo hasta octubre del 2017 diez casos de femicidios registrados y seis de cada diez mujeres amazónicas han sufrido algún tipo de violencia de género y patrimonial, ejercida sobre todo por sus parejas.

3. La mayor parte de los integrantes de los emprendimientos de EPS son mujeres.En las asociaciones–comunidades indígenas, las mujeres son el 98%; en los emprendimientos de semi-transformación, el 60%, y en los emprendimientos de los colonos, el 80 por ciento.En varias experiencias, hay mujeres de las nacionalidades Kichwa, Shuara, Zápara yWaorani, que también son parte de las organizaciones indígenas. En su gran mayoría participan en procesos que defienden la lucha antiextractiva, la lucha por la agroecología tradicional y la defensa del ambiente. Un sector de estas organizaciones ha sido parte de la propuesta de la Revolución Ciudadana[1] y otras han actuado desde la crítica al progresismo y a los límites de la política pública.

4. Hay principios de la EPS que tienen fuerza entre las nacionalidades indígenas amazónicas, como tratar de no competir o competir con reparto interno de ganancias,  relacionarse con los mercados turnándose por comunidades y la tendencia a unificar los precios. Existe, sin embargo, debilidad organizativa y dificultades de autonomía frente a la institucionalidad pública y privada.

5. Hay un vínculo entre varias de las experiencias de la EPS amazónica con el movimiento de mujeres local y regional que lucha por la equidad de género, cuestiona el patriarcado, la violencia de género y el femicidio, así como también con el Movimiento de Economía Social y Solidaria del Ecuador y el de Agroecología.

6. La participación política de las mujeres en cargos dirigenciales en las experiencias de EPS implica limitaciones vinculadas a la economía del cuidado, la capacitación y dificultades para acceder a los espacios públicos.

7. El SumakKawsay (“buen vivir”) ha sido vivido por las comunidades indígenas e impulsado por mujeres indígenas amazónicas, en un sistema que incluye los aspectos económicos, culturales, políticos y prácticas comunitarias con formas de economía solidaria. Estas prácticas están basadas en el respeto a la identidad cultural, la autogestión, la mayor importancia del trabajo sobre el capital, la búsqueda del bien común, la equidad de género y el reparto de los excedentes.

 

El futuro de la EPS y las políticas de género

En los once años de política estatal bajo la presidencia de Rafael Correa (2007-2017) han sido posibles reformas políticas, acciones presupuestariasy un crecimiento de organizaciones de la EPS de abajo hacia arriba y de arriba hacia abajo. Aun así, no es posible asegurar que en el Ecuador exista un modelo de desarrollo de EPS y una equidad de género correlativo.

Pero sí es cierto que en las organizaciones de la EPS, las mujeres y hombres han logrado formas incipientes de negociación no solo frente a la violencia de género, el acceso a ingresos complementarios, los procesos de mejoramiento de la chakra desde la solidaridad económica y de género. Asimismo hay mejoras pequeñas, a pesar de la persistencia de los procesos de colonización y el machismo que afectan a hombres y mujeres amazónicas.

La feminización de la EPS no va a disminuir, por lo que se precisa un mayor acceso público a la institucionalidad, así como las posibilidades sociopolíticas de ampliación y empoderamientoorganizativo.

Urge pensar en alternativas para una Amazonía pospetrolera en actual transición. La EPS y la eliminación de la violencia de género y patrimonial deben constituirse en una alternativa al empobrecimiento, la extracción petrolera, maderera, minera, posiblemente genética y al deterioro de las relaciones culturales. La perspectiva es activar para que las redes de organización nacional y regional de la EPS logren convertirse en un sistema económico y de vida.

[1] N del E: El proceso político encabezado por el ex presidente Rafael Correa.

(Visited 37 times, 1 visits today)